Queso frito con naranja y escaramujo

En el pueblo de mi padre, Huete cuenca, hay una tradición y receta de queso frito que a mi me volvía loca de pequeña.

Recomendación, esta receta es apta para gente que tenga el colesterol bajo o que salga a andar o correr con frecuencia.

Los ingredientes que vamos a necesitar para esta receta son:

  • Queso semicurado manchego
  • Mermelada de naranja y escaramujo
  • Pan rallado
  • Huevo
  • Aceite puro virgen de oliva

Truco, el queso frito, si habéis frito San Jacobos alguna vez tiene la fea costumbre de salirse del empanado, para esto tenemos que hacer dos cosas, primera, congelar o enfriar en la parte baja del frigorífico la mermelada de naranja y escaramujo y el queso cortado ya en las porciones a freír. Otra, doblempanar, esto es hacer dos empanados del queso.

Cortamos el queso en la forma que queramos, yo me lo comía como si fueran cuñas de queso, con un grosos generoso. Encima ponemos la mermelada semicongelada y con cuidado lo metemos en el huevo. Truco, no le des la vuelta como con las croquetas, vas a perder la mermelada y se te va a liar una del copón en el revuelto. Con el tenedor le vas regando a la mezcla y la pasas por el pan rallado.

Vuelve a repetir esta función.

Calientas el aceite de oliva puro virgen y fríes el queso.

Cuando lo saques y abras, veras que se te ha diluido la mermelada de naranja y escaramujo en el empanado y además te habrá impregnado el queso.

Solo una última recomendación, cuando lo sirvas no le digas a nadie que es el relleno del queso frito, la gente se va a sorprender gratamente y te van a aplaudir.

Buen provecho.

Pd. Esta receta puedes la congelar una vez empanada, así la puedes sacar cuando quieras.