Vino tinto uva tempranillo 100%. RIOJA DO

tempranillo

maridaje tempranillo

INGREDIENTES:
Vino, azúcar y agar agar.

DESCRIPCION DEL PRODUCTO:
Preparada con 69 gramos de vino por 100 gramos.
Contenido total en azucares 31 gramos por 100 gramos. 
Grado BRIX: 51º PH: 3.43

CARACTERÍSTICAS ORGANOLÉPTICAS:
Color: granate oscuro brillante.
Consistencia: gelificada. 
Olor y sabor: caracteristico del vino de RIOJA DO con uva tempranillo.


Estrella de las uvas nacionales, variedad centenaria, sencilla y compleja a la vez, uva con vinos de baja acidez, taninos suaves y maduros, aromas a frutos rojos y negros del bosque, frambuesas, ciruelas, estaríamos interminablemente enumerando cualidades de esta uva, la Tempranillo, que se ha hecho en nuestro pais dueña y señora de los mejores caldos y denominaciones de origen que se pueden catar hasta el momento. Nosotros elegimos los vinos que vamos a hacer mermelada partiendo de diversas cualidades y rasgos que creemos son importantes. Tanto la denominación como la añada que seleccionamos está completamente pensada. En este caso nos gusta trabajar con Denominaciones de Rioja, Ribera de Duero y Tierra del vino de Zamora. Nuestra mermelada puede ser paladeada tanto por grandes conocedores del mundo del vino como profanos o iniciaticos.

MARIDAJES

Cuando hablamos de la Tempranillo como variedad de uva y creadora de afamados caldos nosotros tenemos que puntualizar lo arriba expuesto y es que todas nuestras mermeladas de esta variedad tan fantástica estan realizadas con vinos con crianza. Esto es, que han pasado un proceso de maduración o envejecimiento en barrica de roble aportando a los vinos y en su defecto a la mermelada un sinfín de matices. Además esto nos da una gran pista de con que tipos de carnes o pescados prodríamos maridarlas.

Si elegimos carnes de caza nos decantaremos por el ciervo, corzo guisados, el lomo de venado o el jabali asados. En caso de carne nos combinaría bien con un cordero asado, cochinillo, o un chuleton o solomillo de ternera sin olvidarnos del buey. Esta mermelada puede servir tanto de acompañamiento para platos terminados como ser uno de sus ingredientes a la hora de preparalos.

Con quesos lo ideal es que se conjugaran con quesos puros semicurados o con poca curación inclusive ahumados. También podríamos innovar y dar un toque rompedor acompañando cocidos o potajes de carne.